Amigos, nos vemos en los bares

Necesito una desconexión durante un tiempo. No sé cuánto tiempo será, pueden ser semanas o quizá meses, no tengo ni idea. Sólo sé que en este momento de mi vida no quiero estar expuesta aquí a corazón abierto. Aquí me siento desarmada, como un caracol sin su caparazón, y no es nada agradable. Este ha dejado de ser un espacio seguro donde podía desahogarme y ha pasado a ser una bomba que no quiero que nadie utilice contra mí.

Ahora, más que nunca, necesito espacios seguros dónde poder refugiarme. Ahora necesito abrazos y silencios.

Estos han sido los 5 años más duros de mi vida, y ahora que las cosas están tomando un rumbo diferente yo también quiero hacer las cosas de otra manera. Seguramente seguiré escribiendo aquí pero de forma privada, solo para mí.

Estoy en otrosproyectos, sigo en otros sitios y seguiré dando guerra. Algunas de las cosas que me habéis pedido en estos 5 años se harán realidad más pronto que tarde. Hay quien sabe dónde encontrarme. Y quien no, que deje un comentario aquí debajo o en el muro de Facebook y seguiremos en contacto.

IMG_8628.JPG H

 

  5 comentarios en “Amigos, nos vemos en los bares

  1. pilikina
    11 julio, 2015 at 9:15 pm

    Me parece muy sensato lo que dices. En estos momentos de tu vida es natural que quieras ser lo mas prudente posible y yo te apoyo. Me gustaría no perder el contacto contigo y de vez en cuando mandarnos un saludito.
    Tienes IG? Podias pasarmelo.

  2. anonimo
    12 julio, 2015 at 5:32 pm

    Hola Gris,
    no nos conocemos, ni siquiera he dejado nunca un comentario pero esta vez es diferente. Quisiera decirte que encontré por casualidad tu blog hace tres años. Mi pareja y yo acabábamos de decidir dejar la relación que teníamos durante 14 años y leí una entrada tuya con la que me sentí muy identificada. La verdad es que leerte en aquella época me ayudó a ver que no era el final del mundo, que podía rehacer mi vida. Pasé a agregarme al blog y a leerte cada vez que hacías una entrada nueva. Tu historia cambió, casi repentinamente pero aun así continué leyendo porque ya eras parte de una tradición. Abrir el correo, tener una notificación y a leer. Espero que la vida te sonría y que algún día vuelvas a escribir aunque no sea sobre tu vida, ya que a gente como mi nos gusta leerte.

  3. Elena
    13 julio, 2015 at 8:04 am

    A mí también me parece muy sensato, y si es lo que te pide el cuerpo, no puede estar equivocado. Ojalá pueda seguir sabiendo de ti de alguna manera, eres en muchos sentidos una inspiración para mí. Que todo vaya bien! Un abrazo!

  4. 14 julio, 2015 at 5:35 pm

    Hola Gris. Es la primera vez que te escribo y comento, pero llevo leyendo desde casi el principio. Tu historia me enganchó. De hecho, le pasé tu blog a una amiga para que abriera los ojos de lo que le estaba sucediendo a ella. Y funciono. A mi si me gustaria seguir sabiendo de ti, y ver, como al final, todo se soluciona y todo se pone en su sitio. Aunque me parece muy cabal, que ahora dejes de escribir, por lo peliagudo de la situacion. Espero poder encontrarte en algun otro sitio.
    Un beso.
    Lola

  5. Pequitas
    25 julio, 2015 at 12:49 am

    Día tras día he leído tú blog. No sabes lo que me ayudó a abrir loa ojos de la realidad que estaba viviendo en casa… No dejes nunca de escribir, aunque lo hagas en privado. Es una forma de desahogarse. Un abrazo muy fuerte

Deja un comentario